¿Y si imagináramos un clásico pueblo blanco andaluz en el que convivieran la tradición y el arte de vanguardia? ¿Y si al trazado árabe de sus calles empedradas, a sus recoletas plazuelas y a sus coloridos balcones engalanados de flores, les añadiéramos decenas de obras de artistas contemporáneos llegados de todos los rincones del planeta?
Pues resulta que este lugar existe, está en la provincia de Málaga y tiene nombre propio: Genalguacil, el conocido como “Pueblo museo”, que durante la primera quincena de agosto acogerá una nueva edición de sus famosos Encuentros de Arte.

genalguacil escultura malaga

Crédito: Ayto Genalguacil

Genalguacil se encuentra en el Valle del Genal, en plena comarca de la Serranía de Ronda. Este valle constituye un pequeño paraíso escondido a pocos kilómetros de la Costa del Sol. Un territorio fascinante que hace las veces de puente natural entre la ciudad de Ronda y el Estrecho de Gibraltar. Como resultado, el valle goza de un suave clima, mezcla de la influencia tanto del mar Mediterráneo como del océano Atlántico.

Con poco más de 500 habitantes, Genalguacil se ubica al oeste del valle, en la zona conocida como el Bajo Genal, a 40 km de la ciudad de Ronda y a 150 de la capital malagueña. Su herencia árabe, entremezclada en perfecto equilibrio con su apuesta por el arte contemporáneo, lo convierten en uno de los pueblos más bellos y singulares de la geografía andaluza.

genalguacil malaga

Crédito: Ayto Genalguacil

Un entorno natural privilegiado.

Poco más de 30 kilómetros separan Genalguacil de la ciudad de Estepona, y es a mitad de este trayecto donde encontramos la primera manifestación artística. En este caso, se trata de una obra maestra concebida por obra y gracia de la Madre Naturaleza: el Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja.

Ubicado a 1450 metros sobre el nivel del mar, sus más de 1200 hectáreas se extienden por los municipios de Casares, Estepona y Genalguacil, siendo éste último el que más extensión abarca. Como si de un anfiteatro natural se tratase, allí podremos disfrutar de uno de los pocos bosques de pinsapos que existen en España. Un singular ecosistema donde merece la pena dar un agradable paseo rodeados por estas reliquias de la era Glaciar, que pueden llegar hasta los 30 metros de altura.

Además, su catalogación como Zona de Especial Protección para las Aves lo convierte en el lugar idóneo para el avistamiento de águilas reales, halcones peregrinos, búhos reales y demás especies que se erigen en centinelas del cielo de la Sierra. Unos prismáticos, agua y mucha paciencia nos bastarán para convertir nuestro paseo en una experiencia inolvidable.

Y si lo que buscas es conocer a fondo este paraje único, existen varias rutas de senderismo debidamente señalizadas, que tienen su culmen en la que nos da la posibilidad de llegar desde la localidad de Estepona hasta el pico de Los Reales (el techo de Sierra Bermeja), sin apenas pisar el asfalto.

genalguacil vistas

Crédito: Ayto Genalguacil

Encuentros de Arte de Genalguacil.

La singularidad de Genalguacil, conocido como el “Pueblo museo”, tiene su germen en los llamados Encuentros de Arte, que se vienen celebrando en la localidad desde 1994 durante las dos primeras semanas de agosto. Aunque en su origen fue una convocatoria anual, desde 1996 se celebran cada dos años.

Estos encuentros han conseguido despertar la atención de artistas de los cinco continentes, atraídos por lo exótico de la propuesta, e incluso el New York Times tuvo a bien dedicarles un amplio reportaje en 2014. La dinámica es sencilla: el ayuntamiento de la localidad proporciona manutención y alojamiento a los artistas seleccionados y a cambio, los creadores dejan sus obras como legado en el territorio donde fueron realizadas.

No obstante, se trata de una cita que ha ido adquiriendo cierto prestigio, por lo que no resulta fácil optar a una de las plazas que se otorgan en cada convocatoria, que son cuidadosamente seleccionadas por diferentes personalidades del mundo del arte.

Encuentros de Arte de Genalguacil

Crédito: Ayto Genalguacil

Durante esas dos semanas, pintores, escultores, ceramistas, y demás artistas se entremezclan con los habitantes del pueblo y los miles de turistas y curiosos que se acercan hasta Genalguacil para disfrutar tan singular evento.

Sus calles y plazas se llenan de vida y el ambiente es amable y festivo. Se genera un clima de total comunión, donde el arte se erige en vehículo de comunicación que trasciende cualquier tipo de frontera. Durante esos días, Genalguacil se convierte en lo más parecido a una Aldea Global.

A día de hoy, Genalguacil cuenta con 140 obras permanentes, de las cuales más de un tercio están dispersas por el pueblo. No existe un itinerario oficial que nos permita ubicarlas, porque aquí de lo que se trata es de iniciar una especie de “búsqueda del tesoro” a través de sus callejuelas, tejados, fuentes, plazas y recovecos.

Una actividad en la que pueden participar niños y mayores, que irán conociendo esta bella localidad a medida que descubran sus diferentes obras de arte.

Arte en las calles de genalguacil

Crédito: Ayto Genalguacil

Museo de Arte Contemporáneo “Fernando Centeno López”

Situado en el centro del pueblo, muy cerca de la Iglesia de San Pedro Mártir, del siglo XVIII, desde la que se divisan las estribaciones de bajo Genal, el Museo de Arte Contemporáneo “Fernando Centeno López” se configura como extensión y complemento del espíritu que se respira en todo el pueblo.

Inaugurado en 2004, lleva el nombre del alcalde que impulsó los Encuentros de Arte y alberga todas aquellas obras resultantes de las sucesivas convocatorias que, por sus características, no pueden estar al aire libre. Es también un espacio que acoge diferentes muestras itinerantes de renombrados artistas, como la de las “Obras Inéditas de Picasso en España”, que fue la encargada de inaugurar su sala de exposiciones.

Museo de Arte Contemporáneo

Crédito: Ayto Genalguacil

En la entrada al museo hay una exposición/tienda en la que podremos adquirir algún recuerdo de la artesanía local. Porque Genalguacil es también una tierra de larga tradición artesana, basada en elementos como el esparto, el corcho, la piedra o la madera.

No en vano, la artesanía es otro de los pilares fundamentales sobre los que se asienta la economía local, además de constituir una actividad imprescindible para comprender su Historia. Resulta muy recomendable visitar alguno de los talleres de la localidad, como los de artesanía textil, en los que podremos conocer de primera mano cómo se elaboran mantas, cortinas y bufandas siguiendo técnicas centenarias.

Dirección: C Lomilla nº 9.

Tlf: 952 152 130.

Horario:

-Invierno: viernes, sábado y domingo. Mañanas de 11:00 a 14:00. Tardes de 16:00 a 19:00.

-Verano: jueves, viernes, sábado y domingo (en agosto todos los días) Mañanas de 11:00 a 14:00 y tardes de 16:00 a 20:30.

Precio: 2 euros por persona, excepto menores de 13 años. Precios especiales para grupos (a partir de 10 miembros)

Qué comer en Genalgucil.

Como no sólo de arte vive el hombre, después de una larga jornada de paseo por el pueblo nada mejor que hacer una parada para disfrutar de su gastronomía local, en muchos casos sujeta a la estacionalidad. Platos contundentes y de inspiración serrana, como los diversos potajes de garbanzos, los guisos de conejo, las chacinas de cerdo, el potaje de hinojos, el revuelto de setas y ajetes o su celebérrimo gazpacho caliente, elaborado con productos de la tierra.

Si lo que buscamos es disfrutar de un almuerzo largo y tranquilo, Venta Las Cruces  (C Las Cruces, 8 – Tlf: 952 152 039 619 937 246) es el lugar idóneo. Esta acogedora casa de comidas situada a la entrada de la villa ofrece un sinfín de especialidades caseras que harán las delicias de cualquier visitante.

Cabe destacar su estofado de carne (de cerdo o ternera, dependiendo del día) con boletus, su carrilleras de cerdo guisadas o su clásico plato montañés, compuesto por huevos fritos, chorizo, jamón y “papas a lo pobre” Todo ello, claro está, regado con un buen vino de la tierra.

Pero si lo que queremos es algo más informal, el tapeo también está presente en Genalguacil en bares como El Refugio (C Duende, 4 – Tlf: 952 152 018) o El Patio (C Asperilla, 11 – Tlf: 680 665 225), en los que podremos degustar desde los clásicos montaditos y tortillas hasta butifarras y pinchos de gambas.

Plato de los montes

Dónde alojarse en Genalguacil

Al ser un pueblo pequeño la oferta de alojamientos siempre ha sido limitada, aunque es cierto que gracias a las nuevas plataformas de alquiler de apartamentos turísticos y casas rurales, la cosa va cambiando.

Es el caso de los Apartamentos Rurales Jardines del Visir que cuentan con todas las comodidades (incluso un gimnasio) en pleno centro del pueblo, o la antigua Posada del Recovero que es también bar de tapas y está muy cerca de la plaza.

Cómo llegar a Genalguacil.

El acceso a través de transporte público puede realizarse en autobús.

  • Transportes Generales Comes explota la línea regular Ronda –
  • Para información sobre horarios y frecuencias hay que dirigirse a la
  • Estación de Autobuses de Ronda. Tlf: 952 871 992.

Pero si lo que desea es disfrutar conduciendo a través de sus carreteras, hay varias opciones:

  • Desde Ronda hay que seguir la carretera que une esta ciudad con Algeciras. A unos 30 kms. llegará a Algatocín. Allí debe atravesar el pueblo y a unos 12 kms, tras cruzar el Río Genal y sus frondosos bosques, llegará a Genalguacil.
  • Desde la Costa del Sol, partiendo de Estepona, se encuentra la carretera que la une con nuestra localidad pasando por Peñas Blancas y Jubrique. El trayecto es de unos 30 kms.
  • Si dispone de un vehículo todo terreno, puede tomar la pista que hay en el Puerto de Peñas Blancas y que en 17 kms. le acercará hasta el destino.

 

Artículo escrito por Javier Fernández Elena

About the Author: Javier Fernandez

Aquí puedes compartir el Artículo

Artículos Relacionados

Subscríbete a Newsletter y recibe otros artículos interesantes, recetas locales y rutas por Andalucía y otras partes de España.

Puedes darte de baja en cualquier momento al final de los emails que te enviemos.