Del 15 al 24 de agosto Málaga celebra su tradicional Feria, con la particularidad de que es una de las pocas ciudades de España con dos ferias a la vez, a elegir: las calles del Centro Histórico y el Real de la Feria en el Cortijo de Torres.

Real de La Feria Malaga

Real de la Feria. © La Opinión de Málaga

El 19 de agosto de 1487 los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, entraron a caballo con su cortejo por la Puerta de Granada de Málaga, para tomar simbólica posesión de la ciudad musulmana e incorporarla a la Corona de Castilla, después de un cerco de más de tres meses. Ocurría pocos años antes de que uno de sus navegantes, Cristóbal Colón, desembarcara en América y descubriera todo un mundo para los europeos.

Para celebrar el cuarto centenario de la entrada de los Reyes Católicos, en 1887 un grupo de notables de la ciudad dio forma a la Feria de Agosto que todavía hoy la capital de la Costa del Sol celebra cada año con gran éxito de público, buena parte de ellos visitantes nacionales y extranjeros.

Crowded Malaga Fair

© La Opinión de Málaga

Lo llamativo de la Feria de Agosto de Málaga es que, desde hace más de tres décadas,  ofrece dos ferias en una, porque se celebra tanto en las calles del Centro Histórico como en el recinto ferial del Cortijo de Torres, en la zona oeste de la ciudad.

Además, durante estos días habrá actuaciones en directo, flamenco, grupos de animación callejera, espectáculos ecuestres y corridas de toros en la recién restaurada plaza de toros de La Malagueta, que acaba de recuperar su aspecto original de 1876.

Pregón y fuegos artificiales

La Feria de Agosto comienza de forma tradicional con un pregón pronunciado por una personalidad de Málaga en el balcón del Ayuntamiento, diez minutos antes de la medianoche, pues a las 12 en punto la Feria se inaugura en los cielos con un precioso espectáculo de fuegos artificiales en la playa de La Malagueta, seguido de una actuación musical.

Horse Cars at the Paseo del Parque.

Coches de caballo Paseo del Parque. © La Opinión de Málaga

Romería con caballistas y trajes de flamenco

El arranque oficial, sin embargo, es una hermosa romería con caballistas y coches de caballos desde el Paseo del Parque hasta el Santuario de la Virgen de la Victoria, la patrona de Málaga. Una oportunidad para disfrutar de este desfile colorista y a continuación, disfrutar de la Feria por las calles del Centro.

La Feria del Centro: música, baile y tapas

El entorno de la plaza de la Constitución y la calle Larios, que luce a la entrada una enorme portada artística que simboliza la Feria, pero también la continuación por la calle Granada, calle Alcazabilla y otras plazas de la ciudad como las de la Merced, del Obispo, de Mitjana o de San Pedro Alcántara comienzan a animarse a partir de la una de la tarde con grupos musicales callejeros y la participación de los propios malagueños, algunos de los cuales animan con sus bailes de sevillanas y malagueñas, dos de los más populares de la Feria.

feria de malaga city centre

Marqués de Larios © La Opinión de Málaga

Aunque muchas de las calles cuentan con toldos para proteger del sol, puede proveerse de sombreros y abanicos en muchos puestos callejeros y si se atreve, también de cañas para marcar el ritmo del baile.

Es una ocasión para disfrutar del Centro Histórico de otra manera, con el cante, el baile y, por supuesto, con todos los bares y restaurantes abiertos pero también de cientos de puestos callejeros para comer ‘sin perder el compás’. Muchos de estos puestos callejeros ofrecen versiones feriantes de tapas clásicas: platos de jamón serrano, queso, tortilla española, salmorejo, croquetas, paella, berzas…

La música en las calles acaba a las 6 de la tarde, una manera cortés de anunciar la despedida del Centro hasta el día siguiente.

La bebida de la Feria

No puede irse de la Feria de Agosto sin probar al menos una copita de Cartojal, la bebida tradicional de la Feria de Málaga, hasta el punto de que una parte muy importante de su producción anual se despacha en estos pocos días de agosto, tal es su popularidad.

Cartojal, de las veteranas bodegas Málaga Virgen, creadas en 1885, es un vino blanco que se sirve muy frío (se recomienda a unos 6-8 grados). Se elabora con vino moscatel de la zona oriental de Málaga: la Axarquía. Las botellas, con una reconocible etiqueta rosa fucsia y lunares blancos en la parte superior, están presentes en todos los rincones de la Feria. Eso sí, el Cartojal hay que beberlo con moderación pues tiene 15 grados.

Cartojal Wine Malaga Fair

Vino Cartojal Málaga ©La Opinión de Málaga

El Real de la Feria

Desde el mediodía hasta la madrugada, el otro gran espacio de la Feria de Málaga es el Real de la Feria, que se encuentra en el Cortijo de Torres, en la zona oeste de la ciudad. Para llegar al Real el servicio de autobuses de Málaga (EMT) refuerza el servicio con varias líneas especiales, algunas de ellas con servicio 24 horas. Además, la estación del tren de Cercanías Victoria Kent se encuentra a unos 800 metros del Cortijo de Torres.

En el gran recinto ferial de Málaga, con zonas con surtidores para que disfrute de un microclima de frescor durante el día, puede disfrutar desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la tarde del paseo de enganche de caballos, que cuenta con itinerario oficial por todo el recinto.

Además, al contrario que en otras ferias de Andalucía, en la de Málaga podrá entrar en buena parte de las casetas de la Feria sin invitación, muchas de ellas de peñas y asociaciones de la ciudad, donde podrá disfrutar del cante, el baile y también de una buena comida.

También puede acercarse por la tarde al Centro de Exhibición Ecuestre si quiere comprobar el arte de los caballos andaluces, y por la noche tiene a su disposición la caseta municipal del flamenco y la copla para escuchar a los más importantes artistas, la caseta de los verdiales, una expresión artística nacida en los Montes de Málaga que para algunos expertos hunde sus raíces en la época musulmana.  También por la noche suele haber flamenco y bailes tradicionales en el auditorio municipal. La Feria, por cierto, también tiene una explanada de la juventud si busca otros ritmos.

el real malaga fair

Real de la Feria. © La Opinión de Málaga

A los toros

La plaza de toros de La Malagueta, una de las más bonitas de España, acaba de ser restaurada para lucir a punto para la Feria de 2019, que reunirá a algunos de los mejores toreros de España.

Puede acercarse alguna tarde, aunque para las corridas con los diestros más populares deberá hacer un poco de cola.

malaga bullring

La Malagueta

Una Feria también para los niños

Además de las clásicas atracciones que puede encontrar en el Real de la Feria, existe un rincón de la Feria del Centro dedicada a los niños.

En concreto, durante las mañanas la calle Alcazabilla, donde se encuentra el Teatro Romano y su centro de interpretación, acoge una feria para los más pequeños con juegos, talleres, obras de teatro, espectáculos de magia y títeres, para que nadie se quede sin disfrutar de esta semana tan especial.

La despedida: la Cabalgata Histórica

Si todavía le aguanta el cuerpo, en la tarde del último día, la Feria concluye con una cabalgata histórica que recrea la entrada de los Reyes Católicos a Málaga el 19 de agosto de 1487.

Caballos, ropajes del Renacimiento, soldados cristianos y musulmanes desfilan por las calles del Centro para cerrar con este viaje de cinco siglos, una de las ferias más completas de España.

Artículo escrito por  Alfonso Vázquez